¿Puede la osteopatía ayudar a mi hijo?

La osteopatía es una disciplina médica que cada vez más extendida, pero de la que sabemos poco, por eso este artículo nos explica qué es la osteopatía y en qué casos y cómo puede ser un ayudar a los bebés y niños.

 

¿Qué es la osteopatía y sobre qué actúa?

La osteopatía, es una ciencia que nació en Estados Unidos de la mano del Dr. Andrew Taylor Still a finales del siglo XIX. Este médico cirujano creó los principios de esta medicina holística, que se basa en las las interrelaciones que existen, por una parte entre el sistema músculo-esquelético y los otros sistemas orgánicos, y por otro lado, entre la movilidad y la libertad de esos distintos sistemas y la salud de la persona.

La osteopatía pese a que observa la totalidad de la persona como unidad, pone especial atención en  la  estructura y la función corporal,  que como sabemos es uno de los pilares definidos por la CIF, que influyen sobre la salud y el funcionamiento de la persona.

La clave de la osteopatía es descubrir, a partir de un examen clínico, qué estructura está afectada (detección de la lesión primaria),  para poder establecer el diagnóstico  y tratamiento  sobre la lesión primaria,  restableciendo de esta forma la función.

Así pues,  la osteopatía es una medicina que actúa sobre las causas de la patología y no sólo sobre sus síntomas.

¿En qué consiste una sesión de osteopatía?

Tal y como hemos comentado, antes de aplicar el tratamiento de osteopatía es muy importante llevar a cabo un evaluación exhaustiva, por este motivo,  la primera sesión dentro de la intervención osteopática debe empezar siempre por conocer la historia clínica del paciente.  Esta anamnesis nos va a permitir obtener información sobre cuál puede ser la causa de la disfunción, qué sistemas pueden estar afectados y qué antecedentes patológicos tiene la persona.

Tras conocer la historia clínica, se debe proceder al examen clínico de la persona.  Esea examen incluye la valoración de manera precisa de las estructuras,  algo necesario para poder llegar a un acertado diagnóstico osteopático.

No es hasta que se han diagnosticado las causas de los desequilibrios existentes en las estructuras, cuando se puede proceder a la aplicación de las técnicas de tratamiento específicas para cada persona.

¿Qué técnicas emplea la osteopatía?

Dentro de la osteopatía se diferencian dos tipos de técnicas:  las técnicas directas y las técnicas indirectas.

. Las técnicas directas son aquellas técnicas para buscar el punto de equilibrio corporal a partir de maniobras aplicadas en contra de la restricción de la movilidad. Dentro de  este grupo encontramos técnicas como las manipulaciones vertebrales o técnicas fasciales de presión, los estiramientos…

. Las técnicas indirectas, son técnicas que van a favor de la movilidad.  Con estas técnicas el osteópata lleva a cabo micromovimientos que favorecen la liberación de los tejidos. Dentro de este grupo de técnicas se incluyen el desenrollamiento fascial, técnicas de balance ligamentoso (BLT)…  

Osteopatía en pediatría

La osteopatía es una ciencia que también puede ser aplicada a los bebés y niños. La Osteopatía pediátrica tiene como objetivo  principal mejorar la capacidad de adaptación del cuerpo del niño para que pueda enfrentarse de la manera más eficaz a la vida diaria, liberarlo del estrés y las tensiones del parto y acompañarlo en el desarrollo de sus capacidades.

Características de la osteopatía pediátrica

Cuando se trabaja con bebés y niños se acostumbran a utilizar técnicas indirectas, es decir micromovimientos,  actuando sobre las tensiones de los tejidos, tendones, fluidos corporales, membranas … Son por tanto técnicas muy suaves.

Las sesiones de tratamiento no acostumbran a ser muy seguidos en el tiempo, aunque esto depende del momento de agudez en el que se encuentre el niño.  No acostumbran a repetirse en menos de dos o tres semanas, tiempo necesario para poder valorar los cambios producidos después de la sesión.

En el caso de la osteopatía pediátrica, no podemos olvidarnos del soporte a los padres/madres, dado que muchas veces viven con angustia y estrés la enfermedad o sintomatología de su hijo. Es necesario que entiendan cual es el origen, cómo actuaremos y qué esperamos. Esto ayuda a una mayor y más rápida resolución, al entender porqué su hijo actúa de aquella manera.

¿En que casos puede ayudar la osteopatía a los bebés y niños?

Desde la osteopatía se puede intervenir en múltiples casos:

  • irritabilidad
  • dificultad en el sueño
  • cólicos o gases
  • problemas de succiónResultado de imagen de osteopatia valoración
  • plagiocefalias
  • tortícolis
  • parálisis braquial
  • infecciones por dificultad en drenaje mecánico (sinusitis, ostitis…)
  • asma
  • bronquitis
  • problemas dentales
  • rotaciones de las extremidades, como la rotación interna tibial

En todos  estos casos,  trabajando sobre la disfunción, mejorando la tensión del tejido y buscando su equilibrio global,  se mejora la causa física de los síntomas que el bebé presenta. Esta mejora física da lugar a un mejor crecimiento  y posterior desarrollo.

En el caso de las plagiocefalias, por ejemplo, es aconsejable un tratamiento precoz, pues las tensiones que genera esta alteración no son únicamente óseas, sino que también  influyen sobre los tejidos, las membranas interóseas, cervicales… lo que puede ocasionar al bebé irritabilidad, malestar y mal descanso, entre otros síntomas.

La osteopatía también ayuda en la prevención

La osteopatía no sólo se actúa sobre la enfermedad, sinó que también lo hace en la prevención. Por ejemplo en embarazos y partos complicados, donde el sufrimiento fetal o postnatal puede ser mayor y, por lo tanto, derivar en mayores consecuencias por tensiones provocadas durante estos procesos.

¿Es necesario el trabajo interdisciplinario?

Rotundamente podemos decir que el trabajo interdisciplinario es muy importante para conseguir los mejores resultados.  Trabajar de manera interdisciplinar entre profesionales (pediatras, educadores, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, optometristas, psicólogos, osteópatas,…) según las necesidades específicas en cada caso, resulta imprescindible para actuar sobre el niño en su globalidad. Para ello, sin embargo, es básica la comunicación y coordinación que debemos establecer entre los profesionales.

En mi caso, trabajo de manera interdisciplinar junto a Ascen Martín, fisioterapeuta pediátrica , quien desde su CDIAP me deriva pacientes con diferentes problemas con tortícolis, parálisis braquial obstétrica, …. Nuestro trabajo coordinado, permite que desde la osteopatía  yo trabaje la estructura afectada, lo que facilita que el niños tenga una mejor predisposición física  para que Ascen trabaje y favorezca la realización de actividades y la participación del niño, consiguiendo de esta manera el mejor funcionamiento del niño.

De esta  forma,  el niño va a tener cubiertas todas las necesidades para que su patología mejore en el menor tiempo y se maximicen los resultados obtenidos.

 

 

En efisiopediatric contamos con un Servicio de especialistas a tu disposición.

Por Elena Nieto, fisioterapeuta y osteópata

Referencias bibliográficas

Koor I. Bases fisiológicas de la Osteopatía Ed.mandala ediciones.

Bienfait. Bases fisiológicas de la terapia manual y de la osteopatía. Ed.Paidotribo.

Liem T. Praxis de la osteopatía Craneosacra. Ed.  Paidotribo.

Fajardo F. Tratado integral de osteopatía pediátrica. Ed. Dilema

Ricard F. y Martínez E. Osteopatía y pediatría. Ed. Medos

Fuente de las imágenes

  1. http://www.ised.es/cursos/osteopatia-pediatrica/
  2. http://cirtema.es/blog/
  3. http://www.uakix.com/2013/flash/sanasport/cursos.html