¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas en su desarrollo motor?

Desarrollo motor blog

A menudo, desde efisiopediatric recibimos múltiples consultas relacionadas con dificultades en el desarrollo motor. Una de las preguntas  quizás más comunes es ¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas en su desarrollo?

Bien, en primer lugar, decir que para realizar un diagnóstico que determine si  un niño presenta problemas en su desarrollo es necesario que un equipo de profesionales realicen las pruebas oportunas.

No obstante, sí que hay ciertos hitos del desarrollo que si no se alcanzan a una edad determinada nos pueden hacer sospechar que algo no anda bien, y “estar alerta”, aunque el diagnóstico, insistimos, requiere de un estudio a conciencia y estos síntomas pueden tener diferentes causas.

Entre otros, destacan los siguientes:

  • No caminar más allá de los 18 meses.
  • No sostener la cabeza más allá de los 3 meses.
  • No ser capaz de sostenerse sentado más allá de los 8 meses.
  • Presentar un tono muscular anormal, ya sea un tono elevado (hipertonía) o disminuido (hipotonía)

 

Estos síntomas pueden tener múltiples causas o deberse a un simple trastorno de desarrollo. Para descartar cualquier problema, resulta imprescindible un estudio del historial clínico a fondo, observar la evolución del niño, y si lo considera necesario el facultativo solicitará algunas pruebas adicionales.

En ocasiones uno de los primeros profesionales que atienden a estos niños somos los fisioterapeutas pediátricos. Aunque no somos los profesionales que vamos a establecer el diagnóstico, sí que estamos capacitados para recoger información, a través pruebas y escalas, que van a resultar de ayuda para determinar la presencia de dificultades o retraso en el desarrollo motor del niño, así como para algo aún más importante, ayudar a determinar los objetivos terapéuticos, en caso que el niño precise de tratamiento para favorecer su desarrollo.

Por su parte los especialistas médicos, pueden estimar que es necesario realizar otras pruebas médicas, que aporten más información para establecer el diagnóstico.  Según las sospechas clínicas que se tengan, están entre otras:

  1. Ultrasonidos: es una prueba poco invasiva y muy segura, sin embargo, resulta  poco eficaz en algunos casos al no poder distinguir con claridad los pequeños cambios que se producen en las estructuras corporales
  2. Tomografía computarizada: se trata de una técnica que utiliza los rayos X, a través de la cual se pueden obtener imágenes muy detalladas de las estructuras corporales  e identificar áreas dañadas.
  3. Resonancia magnética:  prueba con mayor resolución,  y además permite ubicar y el tipo de daño  con mayor detalle.
  4. Electroencefalograma: en el caso de lesiones en cerebro, esta prueba  permite observar la actividad eléctrica del cerebro, detectando la que resulte atípica y detectar otras  posibles patologías como la epilepsia.

 

Recordad, que siempre es importante recurrir a los profesionales e intentar mantener la calma ante los signos de alerta. Es completamente lógico preocuparse, pero a veces, el exceso de preocupación nos hace buscar información en fuentes equivocadas como Google, foros etc. Esto, lejos de ser una ayuda os puede confundir y alarmar todavía más, dado que un mismo síntoma puede tener múltiples causas. Por favor, no olvidéis que no estáis solos y pedid ayuda tanto a los profesionales, como a vuestros seres queridos siempre que lo necesites.

 

En efisiopediatric contamos con un Servicio de especialistas a tu disposición, dispuestos a resolver tus dudas y asesorarte.

SOLICITA TU CONSULTA

 

Por Departamento de Comunicación efisiopedaitric

 

Fuentes consultadas:

¿Cómo se diagnostica la parálisis cerebral?

¿Cómo se diagnostica la parálisis cerebral?

 

Fuente de la imagen:

https://www.pexels.com/photo/adorable-baby-cheerful-child-459953/

 

Compartir artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Este artículo todavía no tiene ningún comentario.

Deja un comentario