¿Cómo ayudar a nuestros hijos a adquirir unos hábitos de higiene bucal correctos?

higiene-bucal-para-niños

La salud bucodental es un aspecto muy importante en el bienestar de todas las personas. Además, una boca sana ayuda a evitar dolor, pérdida de la dentadura, en consecuencia, facilita la alimentación y además, tener una dentadura bonita y sana puede influir en la autoestima. La falta de una adecuada higiene dental favorece la aparición de caries y otras enfermedades bucodentales más graves, para prevenirlo es imprescindible visitar al dentista con la frecuencia necesaria y sobre todo adquirir desde niños unos hábitos de higiene bucodental correctos.

En el caso de los niños con algún tipo de trastorno del desarrollo, puede resultar más difícil adquieran unos hábitos de higiene adecuados por las dificultades que pueden tener a la hora de llevarlos a cabo.

Ante esta situación, ¿qué podemos hacer los padres?

Establecer rutinas es primordial. Todos los padres sabemos que esto no es fácil independientemente de que nuestros hijos tengan discapacidad, ¡tener paciencia se convierte en la madre de la ciencia! Además, cuando nuestro hijo tiene discapacidad esto puede resultar a veces toda una odisea. Pero, no hay que desanimarse, cada paso por pequeño que sea es un gran avance y hay que aplaudirlo y recompensarlo. Reconocer el logro tanto a nuestro hijo como a nosotros mismos aumentará la motivación ante nuevos retos.

En el caso específico de la higiene bucodental, a continuación, ofrecemos algunos consejos que pueden ser de utilidad:

  • Asegurarse de que la rutina se establece en un entorno lo más accesible posible. Para ello, es importante que tengamos en cuenta, entre otras, estas cuestiones:
  • Comprobar que la ubicación es la más cómoda, y de no ser así cambiar a la estancia más adecuada para comenzar los hábitos, la cocina o el comedor pueden ser buenas opciones ya que en ellas dispone de una mesa. Además, en muchos casos, deberemos colocar un vaso y un recipiente para el aclarado. Poner un espejo a su alcance también puede ser de utilidad.
  • Colocar todo lo necesario a su alcance. El cepillo, la pasta de dientes (especiales para niños), se debe consultar con el especialista si es recomendable o no el uso de enjuagues bucales y si es posible, el hilo dental. Sin embargo, el manejo del hilo dental puede resultar especialmente complicado para niños muy pequeños y con dificultades de motricidad de las manos.  Cuando nuestros hijos tienen una grave discapacidad motora también será necesario buscar un especialista que se encuentre en un centro que cuente con instalaciones accesibles.
  • Encontrar una postura cómoda y segura. En cualquier rutina debe prevalecer la comodidad y la seguridad, los padres somos quienes mejor conocemos a nuestros hijos y sus necesidades y seguro que este es un detalle siempre tenemos en cuenta ¿Verdad? Cuando el niño tiene una alta discapacidad motora los hábitos de higiene dental pueden necesitar comportamientos y/o posturas específicas, algo en lo que los fisioterapeutas os podemos ayudar.
  • Cepillos de dientes divertidos y adaptados. Siempre es más fácil adquirir una rutina cuando lo que utilizamos nos resulta atractivo. Dejar que el niño elija el cepillo de dientes que más le guste y adaptarlo si es preciso para facilitar su uso son pasos fundamentales. Los cepillos eléctricos, en muchos casos, pueden ser una buena opción.
  • Explicar a nuestros hijos la importancia de cepillarse los dientes todos los días. Es esencial que los niños entiendan la importancia de este hábito y recordárselo siempre que sea necesario.
  • Predicar con el ejemplo. Todos aprendemos más fácilmente lo que vemos en nuestros padres que lo que nos explica ¿verdad? Lo más recomendable es que expliquemos a nuestros hijos ¿Qué vamos hacer?, ¿Cómo les vamos ayudar? ¡Y ponernos manos a la obra!
  • Seguir unos horarios y continuar practicando con ellos hasta que adquieran la autonomía suficiente. Los especialistas recomiendan la supervisión hasta los 7 u 8 años como pauta general en niños sin discapacidad. Lo importante es observar los avances e ir otorgando mayor autonomía al niño en función de su destreza y habilidades es clave.
  • Aplaudir y celebrar los avances que se vayan consiguiendo. Esto, como hemos dicho antes, aumentará su motivación y facilitará la adquisición de ésta y otras rutinas.

 


En efisiopediatric podéis encontrar artículos y asesoramiento sobre fisioterapia pediátrica de la mano de expertos. Ofrecemos servicios de consultas y valoraciones especializadas.


 

Fuentes de la información:

Cuidado Dental. http://www.mychildwithoutlimits.org/plan/dental-care/?lang=es

Cuidado Dental Todos los Días. http://www.mychildwithoutlimits.org/plan/dental-care/every-day-dental-care/?lang=es

 

Fuente de la imagen:

finca-rblanca.co.cr/vida-saludable/higiene-bucal-ninos

 

 

Compartir artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Este artículo todavía no tiene ningún comentario.

Deja un comentario