5 falsos mitos sobre el futuro de los niños con discapacidad

5 mitos niños discapacidad

1.Mi hijo  no tendrá un buen futuro.

Este mito se basa en una tradición cultural arcaica que considera que las personas con discapacidad son personas que no pueden desarrollar sus vidas de forma plena debido a su discapacidad. Posiblemente, en otros tiempos pasados, cuando no se contaba con recursos ni tratamientos adecuados esto  era así.

Afortunadamente hemos avanzado mucho y aunque todavía queda mucho por conseguir hay abundantes ejemplos que muestran que se puede tener una gran discapacidad y ser feliz. Ejemplos como Juan Manuel Montoya “el Langui”, actor y cantante, Pablo Pineda, primer universitario europeo con Sindrome Down, actor, escritor y asesor en diversidad de la Fundación Adecco, son ejemplos públicamente conocidos. Pero son muchas las personas anónimas con discapacidad que han sido capaces de realizar su sueño.

El camino no es fácil, y habrá obstáculos, pero la meta no es imposible, y los mayores impedimentos  son  aquellos que nos imponemos nosotros mismos.

 

2. Mi hijo no tendrá amigos sin discapacidad y se sentirá rechazado por otros niños.

Los niños reaccionarán ante la discapacidad según se les explique.

En muchas ocasiones, como requisito previo a la inclusión, son las propias familias las que, en un primer momento, deben hacer una labor de concienciación: hablar con los docentes y los directores de las escuelas donde estudian sus hijos, y hablar con naturalidad de la discapacidad a nuestro entorno, transmitiendoles que es fundamental potenciar las capacidades de niño  y no centrarse sólo en la discapacidad.

En efisiopediatric hemos recogido una serie de libros para la sensibilización, capacitación y ayuda hacia los familiares de los niños con una discapacidad y los profesionales que los tratan.

 

3. Mi hijo no podrá estudiar ni trabajar.

La educación en España cada vez es más inclusiva. Instituciones como el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y otras entidades luchan cada día para seguir avanzando. Un aspecto importante es recordar que la educación este un derecho y no un privilegio.

Siempre podremos reclamar cuando consideremos que a nuestro hijo no se le está proporcionando una educación adecuada a sus capacidades. Además, en España contamos con muchas fundaciones y asociaciones que promueven la inclusión laboral independientemente de la discapacidad de la persona, sólo por citar algunas de ellas: ONCE y su Fundación, Plena Inclusión, Fundación Adecco, entre otras.

4. Mi hijo no podrá comunicarse.

Es cierto, que muchas discapacidades pueden comprometer la producción  del lenguaje y/o la comprensión del mismo. Sin embargo,  no podemos olvidar que cada niño tiene su manera de comunicarse.

Cuando haya capacidad de habla pero esta se vea afectada por la discapacidad, siempre podemos informarnos sobre los sistemas de comunicación alternativos o aumentativos, por  si alguno de ellos nos fuese de utilidad.

 

5. Mi hijo no podrá vivir una vida independiente.

Debemos ser realistas y la posibilidad de que esto suceda estará relacionado con dos cuestiones: la autonomía diaria que presente nuestro hijo, y los recursos de los que disponga en su vida adulta.

Hay muchas personas con gran discapacidad que logran vivir una vida independiente gracias a los apoyos con los que cuentan (asistentes personales, las ayudas técnicas, adaptaciones en el  hogar, etc.).

La economía es un factor a tener en cuenta, ya que si la discapacidad que se tiene es severa, para lograr una vida ampliamante independiente, se debe disponer de recursos económicos suficientes para asumir los gastos derivados de la discapacidad.

En cualquier caso, hay que vivir el presente marcándose objetivos a corto y medio plazo; procurándoles los mejores tratamientos para alcanzar la mayor autonomía posible, fomentar la participación de nuestros hijos en todos los ámbitos de la vida, que jueguen con niños con y sin discapacidad, que tengan la mejor educación posible, estar informados de las ayudas y los derechos que  tenemos y entender que la discapacidad es una parte de la vida importante, pero no es toda su vida (ni la nuestra tampoco).

 

Departamento de comunicación efisiopediatric

 

Fuente consultada:

10 Myths and Misunderstandings about Cerebral Palsyhttp://www.mychildwithoutlimits.org/understand/cerebral-palsy/cerebral-palsy-prognosis/10-myths-about-cerebral-palsy/

 

Compartir artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Este artículo todavía no tiene ningún comentario.

Deja un comentario